DESTILADOS

Aguardiente colombiano

El sitio donde se fabrica tiene una historia de 90 años. ¡Conócelo!

Durante su segunda visita al continente Americano, en 1493, Cristóbal Colón dejó como presente para los anfitriones la caña de azúcar. Tuvieron que pasar varias décadas antes de que los pueblos comenzaran a elaborar aguardiente, pues en diferentes regiones de Sudamérica
estaban acostumbrados a beber chicha, obtenida de la destilación de maíz, yuca, piña, mandioca y maguey.

En Colombia, la primera industria que existió no fue de telas, sino la del destilado, pues entre 1784 y 1787 fue construida la real Fábrica de Aguardiente. Y en poco tiempo las recaudaciones por consumo de licor arrojaban un rendimiento de seis a 18.5 por ciento en cada tienda. Sin embargo en 1810, la preponderancia de la corona española comenzó a intervenir para controlar la bebida.

Surgió un primer intento de prohibición en 1758 y luego se crearon normas para la higiene en los procesos de elaboración. Finalmente, en Nueva Granada se impuso el aguardiente y generó un largo proceso de experimentación entre diferentes formas de producción y ventas.

ESPÍRITU COLOMBIANO
La Fábrica de Licores y Alcoholes de Antioquia, creada hace alrededor de 90 años, es de las más conocidas en Colombia. Sin embargo, hay diversos lugares donde se produce aguardiente. El primer paso es elegir ingredientes de calidad para preparar una base de miel virgen, levadura, azúcar refinada, agua y esencias naturales.

Después se destilan cereales, frutas, semillas como el centeno,la cebada, las bayas de enebro, la cereza y el anís, entre otras. Todo depende del productor. Por eso la composición, las características organolépticas y los precios siempre son diferentes; las fórmulas son exclusivas y secretas.

No obstante, hay requisitos para todos los artesanos del aguardiente, pues en 1994 la Ley de Licores, junto con el código fiscal de cada departamento y el Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación (ICONTEC), establecieron reglas para que las bebidas tuvieran un estándar de calidad y sabor.

La marca Aguardiente Antioqueño es elaborado con alcoholes extra puros, esencias naturales de anís, azúcar refinada y agua de la mejor calidad. Presenta notas dulces, picantes y alcohólicas ligeramente suaves.