Destilado

¿Se te antojó?

Te decimos cuál es la mejor forma de preparar un mojito y qué platillos van perfecto con el ron

La elaboración del ron comienza con el prensado de la caña de azúcar de donde se obtiene un primer extracto que es jugo blanco de fruta. Este se centrifuga para quitar el agua y el resultado es la miel virgen de caña. A partir de la destilación de esta miel, nace el ron.

No todos se elaboran de la misma manera. Juan Pablo Molinar, embajador de Ron Zacapa en México, asegura que ellos realizan el proceso de conversión de azúcar en alcohol a través de una enzima natural de una fruta que cultivan.

"Después, se realiza la primera destilación y se obtiene ron blanco que tiene notas a piña, plátano, papaya y guayaba, frutas muy tropicales”.

El siguiente paso es el añejamiento, el cual se realiza a través del sistema de soleras. Se trata de la crianza del ron en barriles colocados en tres o cuatro hileras conectadas para trasladar el líquido en cascada.

En coctel

A la hora de beberlo, hay rones que por sus características pueden maridarse con comida, como un corte de carne, pescado o hasta un postre de chocolate amargo. Otros es mejor disfrutarlos solos o en las rocas y también hay algunos que se pueden mezclar para crear excelentes cocteles.

Generalmente, el ron blanco es el favorito para preparar cocteles, pues su sabor es más neutral. Hay quienes prefieren una cuba libre, que es ron con refresco de cola; pero otra opción es agregar jugos o zumos de fruta, como naranja, lima, piña, o jarabes ligeros.

“La idea es utilizar pocos ingredientes o sólo aquellos que exalten el sabor del ron. Si vas a hacer un mojito debes usar agua mineral de burbuja chiquita para que no rompa demasiado en la boca; la yerbabuena hay que aplastarla poco para que no amargue y usar azúcar morena, en lugar de refinada”, concluye Juan