Destilados

Hipnotismo maya

El xtabentún es una bebida de origen prehispánico que por tradición conserva un aroma y un sabor que te atrapa

Su sabor es similar al del anís. Se trata del xtabentún, la bebida más famosa de la península de Yucatán que se prepara fermentando la flor que lleva el mismo nombre. Para elaborarlo, se necesitan cinco ingredientes. Los más importantes son dos tipos de destilados, el de caña de azúcar y el de anís, así como la miel, que se obtiene de abejas que se alimentan de la flor, pero también se requiere de agua purificada y azúcar refinada.

Rolando Pasos, gerente de licores Argaez, explica su proceso de elaboración: “Primero se mezcla el destilado de caña de azúcar con agua, hasta lograr un porcentaje de alcohol moderado. Después, se agrega azúcar hasta lograr 16 grados brix. Al resultado se le agrega el destilado de anís, el cual se disuelve en la mezcla y, finalmente, se agrega la miel de abeja.

También debe decidirse la concentración de alcohol, que más o menos debe quedar en 24 grados”.

Dice la leyenda

De acuerdo con la leyenda yucateca, la flor xtabentún se originó de la historia de dos mujeres: una se llamaba Xtabay y otra Utz-Colel. La primera era prostituta, pero de buen corazón; ayudaba a la gente necesitada, cuidaba animales que nadie quería y pagaba los medicamentos de los enfermos. La segunda era decente y de buena familia, pero orgullosa, despreciaba a los pobres y nunca ayudaba al prójimo.

Un día Xtabay murió y su cuerpo emanaba un dulce aroma; cuando la enterraron crecieron flores blancas alrededor de su tumba. Sin embargo, cuando Utz-Colel falleció, el olor era insoportable y en su tumba creció una planta parecida a un cactus. Fue tal la molestia de Utz-Colel que pidió a los dioses que la regresaran a la tierra de los vivos disfrazada de Xtabay.

Desde entonces se dice que ella vive oculta en la selva en espera de algún hombre, lo seduce a través del aroma, les quita el corazón y los deja abrazados a un cactus. La flor que nació en la tumba de Xtabay es la xtabentún, con la que se crea la bebida del mismo nombre. Por eso, con solo un trago se puede sentir el mareo que sentían quienes se enamoraban de Xtabay.