Destilados

¿Whisky, en copa o en vaso?

Te decimos cuál es la mejor manera de tomarlo para apreciar todas sus cualidades

Cada bebida tiene distintas características, las cuales resaltan de acuerdo al tipo de recipiente donde se sirvan.

El whisky usualmente es presentado en un vaso bajo de vidrio semigrueso con base ancha, llamado old fashioned, el cual realmente fue creado por fines prácticos, ya que su estructura permite servir la bebida, dejando espacio para hielo o algún mezclador. Es ideal para un whisky regular, sin embargo, no permite resaltar las características de uno de excelente calidad.

Para poder apreciar las virtudes de un buen whisky es necesario oxigenarlo lo suficiente para que los aromas y sabores resalten. Una copa de jerez o cognac dará buenos resultados. Su diseño permite que por la boca (ancha) entre suficiente aire y se concentre su cáliz.

El único inconveniente es el pie, ya que al ser muy corto hay ocasiones en que el líquido se calienta por la temperatura de la mano. Por esta razón hay copas creadas especialmente para el whisky, como el Glencairn o el Riedel Single Malt, los cuales tienen una base más gruesa y un vidrio especial que evita el aumento de temperatura en el cáliz.

Toma en cuenta estos consejos al beber un whisky de calidad y disfruta de todas sus características.