Vinos

Disfrutar la grappa

Complejos aromas y sabores

Actualmente la grappa es elaborada con procesos controlados, por eso puede ser de una sola uva o de varias. Sin embargo, siempre conserva su sabor fuerte y refrescante que puede disfrutarse en diferentes épocas del año, ya sea durante o después de cualquier comida. Por ejemplo, se puede servir fría en una copa tipo tulipán para tomarse sola, como digestivo, o como acompañante de frutas, quesos o postres.

Otra forma de degustar este aguardiente es con café coretto , que es un espresso corregido con una bebida alcohólica; se pueden mezclar ambas bebidas o también servirlas al mismo tiempo, pero por separado.

Para los italianos, se trata del licor ideal de la sobremesa debido a su alta graduación alcohólica, no obstante, algunos productores decidieron agregarle jarabe de frutas para endulzarlo y suavizarlo un poco con el fin de poderlo combinar mejor con los alimentos o beberlo como aperitivo. Por otro lado, en Uruguay elaboraron una mezcla de grappa con miel de abeja, llamada
grappamiel . Es tradicional para el invierno, también como digestivo.

"En México, L.A. Cetto y Viñas de Liceaga han producido grappa de muy buena calidad; sin embargo, no tenemos un gran consumo de esta bebida", afirma el sommelier Juan Carlos Álvarez.
En la gastronomía también es muy común que se utilice este licor para agregar un toque aromático en algunos platillos, sobre todo en platos fuertes y repostería. Sólo es cuestión de elegir una grappa joven o añejada para que aporte color, sabor y aroma.