Gastronomía

Una opción a la carne roja

Si deseas tener una alimentación más saludable, esta carne es una excelente alternativa, baja en grasa y sodio. ¿Cuál?

Al explorar nuevas alternativas saludables de consumo, además de incluir frutas, verduras, pescado y pollo, debe considerarse incluir una opción de consumo ancestral: la carne de conejo.

Este tipo de carne es baja en grasa y sodio de manera natural. Es de las más limpias, su proteína es alta y es una de las más sanas dentro del mercado mexicano.

Otras de sus propiedades son: rica en vitamina B, sales minerales, alto valor nutritivo, baja en grasas saturadas, más digestible y alto porcentaje de potasio.

La carne de conejo era de consumo frecuente en nuestro país, pero en los años 90, tras una enfermedad dentro de la especie que afectó a todo el mundo, se perdió la costumbre por la dificultad para conseguirla. Esta situación ya se corrigió y actualmente somos uno de los pocos países en el ámbito mundial que están libres de enfermedades de conejos.

Existen muchas recetas para su preparación, que es fácil y práctica por su cocción rápida. Aquí te proporcionamos una:

CONEJO AL HORNO CON FINAS HIERBAS

Ingredientes
- 500 gramos de conejo cortado en trozos medianos
- 100 gramos de perejil
- 1 cucharada de orégano
- 1 cucharada de tomillo seco
- 1 taza de aceite de oliva
- 1 cucharada de ajo en polvo
- Sal
- Pimienta

Preparación

En un bowl colocar el conejo cortado en trozos medianos, el aceite de oliva, el orégano, el tomillo y el perejil finamente picado. Integrar bien todos los ingredientes.

Tapar el bowl con vinipel y llevar a la heladera o refrigerados por 30 minutos aproximadamente para que se marine. Una vez que se cumpla este tiempo, llevar los trozos de conejo a una refractaria honda; taparla con papel aluminio y llevar al horno a unos 200 grados centígrados por aproximadamente unos 15 a 20 minutos.

Retirar el aluminio cinco minutos antes de que termine la cocción para que se rostize la piel del conejo y quede un poco crocante. Servirlo bañando los trozos con los jugos de la cocción.

Fuente: Comité Nacional Sistema Producto Cunícola