BELLEZA

Sumérgete en una barrica de cerveza

Una nueva gama de tratamientos utilizan esta bebida por la gran cantidad de beneficios que brinda al cuerpo. ¡Entérate!

Un nuevo método está causando curiosidad y excelentes resultados dentro de una selecta cantidad de spas alrededor del mundo: los tratamientos con cerveza realizados con estilos lager y ale.

Estudios confirman que la cerveza y sus ingredientes naturales pueden generar un efecto purificador al exfoliar, nutrir y eliminar toxinas en la piel. Igualmente el bañarse en ésta se mejora la circulación, el reumatismo, baja la probabilidad de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, dolores musculares y ayuda a controlar el estrés.

Según biomanantial.com, la levadura de cerveza tiene un altísimo contenido en proteínas y éstas tiene un alto valor biológico. Contiene sustancias antibacterianas activas que colaboran en el mantenimiento de las defensas del organismo.

Por la naturaleza de la bebida, muchos de estos tratamientos están dirigidos específicamente a los hombres. Éstos varían: van desde exfoliaciones de pies con cebada y malta para remover la piel muerta, pasando por masajes que incorporan latas de cerveza para disolver el estrés, o bien, una limpia profunda a base de la cerveza mexicana aplicando con un masaje desde el cuero cabelludo hasta el cuello.

Un tratamiento más amplio incluye un baño completo en barricas de hidromasaje para recibir todas las enzimas y propiedades de la bebida. Después del baño, se puede entrar a un sauna, un cuarto de enfriamiento con cubos de riego tradicionales y descansar sobre un lecho de paja de trigo real para absorber todas las propiedades de la cerveza. Cabe recalcar cómo todos estos tratamientos se pueden hacer en grupo o pareja.

Los primeros países en incorporar la cerveza en los spas fueron Alemania, República Checa y Austria, aunque ya se ha expandido a otros continentes. El Hotel Four Sesasons en Colorado y el resort The Lodge At Woodloch en Pennsylvania ya ofrecen este servicio, así como el hotel Esperanza dentro de Cabo San Lucas. Los precios son variables, y van desde los 50 hasta 400 dólares americanos.

Fuente: biomanantial.com