IMAGEN

Guía de estilo para caballeros

La practicidad es un término que la mayoría de los caballeros emplea para distintos aspectos de su vida diaria, como el trabajo, sus relaciones, los amigos y, en general, en todo su estilo de vida.

En cuestiones de apariencia se sumaría además lo simple, ya que por naturaleza al género masculino no le gusta invertir mucho tiempo en su imagen, aunque sí lucir arreglado y presentable en poco tiempo y sin esfuerzo.

Cinco opciones de estilo básico podrán ser la solución para cualquier hombre, con las que podrá salir airoso ante cualquier compromiso que tenga que enfrentar:

SIMPLE Y CASUAL
Se refiere a un estilo informal, es decir, no requiere de formalismo ni etiquetas a la hora de vestir. Los looks deportivos se incluyen en esta categoría, que pueden emplearse para salida al cine con los amigos.

TRENDY
Cada vez son más los hombres que se preocupan por su imagen y están al pendiente de las tendencias. Para quienes buscan adentrarse en este estilo, pueden comenzar con la incorporación de accesorios como joyería, sombreros, foulards o calzado llamativo y diferente.

BUSINESS
Como su nombre lo indica está inspirado en los looks para trabajar y los negocios, por lo que hay piezas claves que son únicas y certeras para conseguir este estilo como el traje de dos piezas, camisa, corbata y accesorios que denoten estatus y profesionalismo. No es lo mismo un reloj de piel que uno de plástico de colores neón.

SMART
Se logra a través de la composición de prendas formales, como el traje, con otras informales, para un outfit más relajado, pero siempre arreglado y listo para cualquier ocasión. Aquí se puede jugar con los estampados, texturas e inserción de algunos colores estridentes, para darle un toque divertido y hasta irreverente.

FORMAL
Es el polo opuesto al estilo simple o informal. Requiere por etiqueta el uso de traje sastre en tonos neutros y zapatos de vestir, pues debe reflejar seriedad. Este estilo se logra empleando siluetas clásicas y colores sólidos. Para ocasiones más rigurosas, se emplea el tuxido combinado con zapato de charol.