DESTINOS

Dos playas poco conocidas

A poco más de hora y media de la capital sonorense, mar y desierto se unen alrededor de dos lugares de belleza y ubicación privilegiadas: San Carlos y Bahía de Kino. Si bien cada uno posee su propia identidad, ambos comparten hospitalidad y apacible ambiente que se conjugan
con tranquilas playas, increíbles paisajes, buena gastronomía, clásicas festividades, torneos de pesca, cultura y actividades para toda clase de gusto y presupuesto.

Como parte del corredor turístico de Puerto Guaymas, San Carlos Nuevo Guaymas se ha consolidado como destino predilecto del turismo local, nacional y extranjero, tanto en plan relax y cultural, como para unos días de intensa diversión practicando deportes acuáticos. Es una gran opción para aquellos que viajan en pareja, en familia o con grupos de amigos.

Famoso en el ámbito internacional por sus torneos de pesca celebrados entre mayo y agosto, es también un paraíso para quienes gustan del buceo, pues aquí se encuentra el segundo ecosistema con mayor biodiversidad del mundo.

La variedad de escenarios para disfrutar de actividades al aire libre incluye lugares para practicar golf como en el Club Marina San Carlos; montañismo en el Cerro Tetakawi; buceo, snorkeling, pesca, kayak y windsurf en la Isla San Pedro Nolasco, que además es santuario de lobos marinos; el Cañón de Barajitas o las Playas de Piedras Pintas, San Francisco y Los Algodones.

ATRACTIVOS POR DISFRUTAR

Uno de los espectáculos imperdibles es el avistamiento de cientos de ballenas grises que arriban hasta estas costas entre los meses de noviembre a marzo. Interesante es también, sobre todo para ir con niños, el Delfinario Sonora. Para quienes deseen entrar en contacto con la cultura local, es recomendable reservar un día para conocer las comunidades Yaquis, ubicadas en los poblados de Bacum, Casas Blancas
o Vicam, donde lo más representativo son las festividades de Semana Santa y la práctica común de antiguas técnicas de sanación a cargo de curanderos.

De estilo más rústico y conformada por las poblaciones de Kino Nuevo y Kino Viejo, Bahía de Kino es el lugar ideal para viajeros de espíritu aventurero que buscan alejarse del bullicio turístico y descansar. El buceo, la pesca, los recorridos guiados a la Reserva Ecológica Isla del Tiburón (ubicada frente a la bahía) y las extensas playas, son parte del atractivo de esta área que, históricamente, ha estado poblada por los Seris.

Actualmente, dicha etnia se agrupa en la comunidad de Punta Chueca, donde la producción artesanal (joyería, cestería y talla en madera de palo fierro) constituye su principal actividad. Una buena forma de conocer más sobre las costumbres y tradiciones de los también llamados Comc’ac es visitar el Museo de los Seris, localizado en la calle principal de Kino Nuevo, o bien, acudir a las festividades del Año Nuevo Seri, que de acuerdo a nuestro calendario, se celebran durante el mes de julio.